PODEMOS

Un poquito de actualidad en España…. Hablemos de PODEMOS, el partido que esta revolucionando la política española.

Historia

Creación

El origen de Podemos se encuentra en el manifiesto Mover ficha: convertir la indignación en cambio político,12 presentado el fin de semana del 12-13 de enero de 2014 y difundido por la publicación digital Público, que firmaban una treintena de intelectuales, personalidades de la cultura, el periodismo y el activismo social y político, entre los que se encontraban Juan Carlos Monedero, profesor de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid (UCM); el actor Alberto San Juan; Jaime Pastor, profesor de Ciencias Políticas en la UNED; el escritor y filósofo Santiago Alba Rico; el sindicalista de la Corriente Sindical de Izquierda Cándido González Carnero; o Bibiana Medialdea, profesora de Economía Aplicada en la UCM.13 En este manifiesto se expresaba la necesidad de crear una candidatura que concurriese a las elecciones europeas de mayo de ese año, con el objetivo de oponerse, desde posturas de izquierda, a las políticas de la Unión Europea para la crisis económica. Aunque no era uno de los firmantes del manifiesto, el 14 de enero se anunció que el profesor de Ciencia Política de la UCM y analista político televisivo Pablo Iglesias encabezaría el movimiento.12

El incipiente movimiento estaba articulado por el partido Izquierda Anticapitalista,12 el cual había esbozado en su documentación interna el manifiesto Mover ficha, diseñado las fases para el lanzamiento del nuevo movimiento y adelantado como factor determinante para el éxito de la iniciativa «La presencia de una serie de personalidades con proyección mediática como cara pública del proyecto».14 Entre los puntos programáticos resaltados por Iglesias se encontraban la derogación del artículo 135 de la Constitución (que había sido reformado en septiembre 2011 por iniciativa del presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y con el apoyo de PSOE y PP); aplicación plena del artículo 128 de la Constitución («Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general»), ya que según Iglesias no se estaba cumpliendo; mantener el carácter público de la educación y la sanidad; creación de un parque de vivienda pública y aplicación retroactiva de la dación en pago; y oposición a una reforma restrictiva de la ley del aborto.15 También reclamaban la derogación de las leyes de extranjería, la salida de España de la OTAN y se pronunciaban a favor de que Cataluña decida sobre su independencia.16

Íñigo Errejón, director de campaña para las elecciones europeas.

El movimiento Podemos se presentó oficialmente el 17 de enero de 2014 en el Teatro de Barrio, en el barrio de Lavapiés de Madrid. Se dio una rueda de prensa a la que acudieron cientos de personas y en la que intervinieron, entre otros, Pablo Iglesias; Juan Carlos Monedero; la sindicalista de USTEA, activista de la Marea Verde y militante de Izquierda Anticapitalista17 Teresa Rodríguez; la psiquiatra y miembro de la Marea Blanca, Ana Castaño; el analista e investigador Íñigo Errejón y el activista social Miguel Urbán, militante y cabeza de lista de Izquierda Anticapitalista por Madrid en las elecciones generales de 2011. Su objetivo fundamental era oponerse a los recortes sociales que estaban siendo llevados a cabo como consecuencia de la crisis económica que atravesaba el país.18 La nueva agrupación formalizó su inscripción en el Registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior de España el 11 de marzo de 2014.19

Para continuar adelante con el proyecto y presentarse a las elecciones europeas de mayo de ese año, los impulsores se impusieron tres condiciones: que recibieran el apoyo de al menos 50 000 personas en la web de la formación; que tanto las candidaturas como el programa político del proyecto se confeccionasen mediante participación abierta; y que se buscase la unidad con otros partidos y movimientos de izquierda,18 como Izquierda Unida,12 la CUP, Partido X, el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Anova o las mareas ciudadanas.16 Los promotores del proyecto declararon haber obtenido las firmas en menos de 24 horas.20

Elecciones al Parlamento Europeo de 2014

Resultados de Podemos por comunidades autónomas en las elecciones europeas de 2014

Podemos presentó una candidatura a las elecciones al parlamento europeo elaborada a través de elecciones primarias abiertas, que fue la cuarta más votada (7,98 %) y otorgó a Podemos cinco escaños.21 Podemos fue para varios medios «la sorpresa» de los comicios.22 23 24

Obtuvo sus mejores resultados, por encima del 10 %, en Asturias, Madrid, Canarias y Baleares y fue la tercera fuerza más votada en cinco comunidades autónomas, entre ellas Madrid. Obtuvo un número significativo de votos en toda España, con los peores resultados en Cataluña (aunque superó el 5 % de voto en Barcelona) y en Extremadura. Obtuvo más votos que Compromís en la Comunidad Valenciana y que el BNG en Galicia.25

Año elección Partido Parlamento europeo
nº votos  % voto nº escaños +/–
201426 Podemos 1 253 837 7,98 (4º)
5 / 54
Nuevo

Auge subsecuente

Tras resultar ser la cuarta fuerza política más votada en las elecciones europeas, se empezaron a publicar noticias relacionadas con su crecimiento.

El hashtag Pablo Iglesias fue trending topic número 1 en la red social Twitter el día después de las elecciones27 y el portavoz de la formación apareció en las portadas de algunos de los principales periódicos españoles.28 29 Desde antes de las elecciones, ya era la primera fuerza política en las redes sociales, pero pasó de 100 000 a 600 000 apoyos en Facebook entre mayo y julio del 2014.30

El sondeo trimestral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizado sobre julio del 2014 (dos meses después de las elecciones) dejaba a Podemos como la segunda fuerza política en intención directa de voto, superando al PSOE, pero quedándose a 0,9 puntos del PP.31 A finales de julio Podemos empezó a permitir la inscripción de individuos como miembros del partido, con 32 000 personas registrándose como miembros en las primeras 48 horas, a través del sitio web de Podemos, de forma gratuita y sin pagar una cuota periódica.32 A los 20 días, Podemos ya contaba con casi 100 000 inscritos (no pagan cuota), convirtiéndolo en el tercer partido español por número de miembros, por delante de IU, UPyD, CiU y el PNV.8

En agosto del 2014, Podemos ya reunía 442 000 apoyos más en Facebook que la suma de todos los “Me gusta” del resto de los partidos, alcanzando los 708 763, con más de 2,6 millones de visualizaciones de vídeos en su canal de YouTube.30 La encuesta de Metroscopia correspondiente a ese mes dio un 10,7 % de intención de voto a Podemos33

Gráfico de sondeos sobre intención de voto. La línea morada representa Podemos, la azul el PP y la roja el PSOE.

En septiembre del 2014, la entrevista de Pablo Iglesias en Viajando con Chester tuvo casi tres millones de espectadores, siendo el programa más visto en su franja de emisión con un 14,5 % de la cuota de pantalla.34

En octubre del 2014, el barómetro de Metrocospia le dio un 13,8 % en intención directa de voto, superando al Partido Popular.35 La aparición de Pablo Iglesias en La Sexta Noche (en la que fue entrevistado) elevó la audiencia del programa al 16,2 %, siendo su máximo histórico.36 La entrevista de Pablo Iglesias en Salvados también hizo al programa batir su récord histórico de audiencia, con un 23,8 % y cinco millones de espectadores.37 En los últimos días de octubre, Podemos ya contaba con más de 200 000 miembros.38

En noviembre de 2014 se publicaron dos encuestas correspondientes al mes anterior que situaron a Podemos como la primera fuerza política de España en intención directa de voto: La de Metroscopia del 2 de noviembre dio a Podemos el 22,2 % de la intención directa de voto, comparado con el 13,1 % del PSOE y el 10,4 % del PP, mientras que tres días después el barómetro del CIS dio a Podemos un 17,6 %, al PSOE un 14,3 % y al PP un 11,7 %. Ambas encuestas difirieron, sin embargo, en su estimación del voto: En la de Metrocospia Podemos apareció como vencedor en el caso de unas elecciones generales en España con un 27,7 % de los votos en comparación al 26,2 % del PSOE y 20,7 % del PP, mientras en la del CIS quedaba en tercera posición, con un 22,5 % por detrás del PP con un 27,5 y el PSOE con un 23,9 %.10 11

Asamblea ciudadana Sí se puede (otoño de 2014)

Los días 12 y 13 de junio se eligió en votación telemática al equipo de 25 personas que prepararía la asamblea de otoño,39 no sin discusión sobre el procedimiento y los plazos de la votación.40 A esta votación concurrieron dos listas, una encabezada por Pablo Iglesias,41 y otra promovida por el círculo de Enfermería.42 El proceso electoral, en el que votaron según los organizadores unas 55 000 personas, dio como ganadora a la primera de dichas listas, con el 86,8 % de los votos.43

Finalmente, del 15 de septiembre al 15 de noviembre tuvo lugar la Asamblea ciudadana Sí se puede.44 Considerada como la asamblea constituyente del partido,45 tuvo tres fechas clave:

  • Los días 18 y 19 de octubre, en los que se discutieron y se votaron los principios éticos y organizativos de la formación.
Los documentos ético, político y organizativo propuestos por el círculo «Claro que Podemos», que incluía a Luis Alegre, Carolina Bescansa, Íñigo Errejón, Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero obtuvieron tras una semana de votaciones telemáticas, en las que participaron 112 070 votantes, un 80,71 % de los votos emitidos, con una abstención en torno al 40 %, superando así en cuestión organizativa al documento del círculo «Sumando Podemos» (12,37 % de los votos) promovido por los eurodiputados Pablo Echenique, Teresa Rodríguez y Lola Sánchez.46 47
  • Los días 8 y 9 de noviembre, en los que se produjo el debate entre los candidatos para ocupar los órganos de representación estatal; y
  • El 15 de noviembre, día de la clausura de la Asamblea, en el que se dieron a conocer los nombres de las personas más votadas.48 Pablo Iglesias fue elegido secretario general con el 88,7 % de los 107 488 votos emitidos, y una abstención del 57,3% del total de 251 998 inscritos.7

Hacia las generales

Puerta del Sol durante la Marcha del cambio.

Tras la aprobación en la Asamblea Ciudadana de no presentarse con el nombre de Podemos en las elecciones municipales de mayo de 2015, sino mediante la inclusión en su caso de sus círculos locales en plataformas ciudadanas y agrupaciones de electores,49 el partido se concentró sobre todo en intentar ganar las generales de finales de 2015.50

También redujo la presencia en los medios de sus líderes más reconocidos, como Errejón o Iglesias, hasta entonces habituales de programas televisivos, para evitar su sobreexposición.51 Llamaron la atención, sin embargo, con la presentación el 27 de noviembre del documento marco de su programa económico52 y con una multitudinaria manifestación en Madrid el 31 de enero de 2015 a la que denominaron Marcha del Cambio,53 54 mientras el barómetro del CIS de este último mes colocaba al partido como segunda fuerza en estimación de voto, quedándose por detrás del PP y por encima del PSOE.55

Situación en el espectro político y rasgos ideológicos

El partido rechaza los análisis externos que ubican a la formación dentro de una determinada adscripción ideológica, en palabras de Pablo Iglesias «La clave no es un eje derecha-izquierda, sino democracia-dictadura».56 Asimismo, debido a la reciente irrupción de la formación, aún no existen –desde una perspectiva académica– análisis rigurosos que aborden con profundidad la ideología de Podemos, por lo que las fuentes al respecto versan sobre artículos de opinión provenientes de analistas especializados. Como ejemplo, el analista político Antoni Gutiérrez-Rubí, expone que:

La mayoría de los análisis, por precipitados y simplificadores, han centrado la explicación al tsunami Podemos en el efecto TV. La urgencia por clasificar y etiquetar impide una reflexión serena y profunda.57

Intentos de definir los rasgos y fundamentos ideológicos

La irrupción del partido Podemos y sus buenos resultados en las elecciones europeas de 2014 llevaron a analistas políticos y medios de comunicación a tratar de comprender y definir las que serían señas de identidad ideológica del nuevo partido. En este sentido, Santos Juliá, catedrático de Historia Social y del Pensamiento Político en la UNED, afirmó que las ideas transmitidas por los líderes de Podemos podían concretarse en «la lucha por la hegemonía, de Gramsci; la razón y la mística del populismo, de Laclau; algo de Lenin y mucho de Carl Schmitt».58

El igualitarismo59 o la defensa de la igualdad de oportunidades y del reparto de la riqueza como forma de atajar las graves desigualdades sociales derivadas del capitalismo y de la crisis económica,60 61 el comunismo,62 63 la democracia participativa64 o el republicanismo,65 han sido otros rasgos de la ideología del partido destacados por los analistas políticos. También la firme determinación de atender a demandas «compartidas ampliamente por la ciudadanía [como] la restitución del decoro ético y social del Estado a través de un paquete de reformas legislativas, constitucionales, que reprima los desmanes y omisiones de partidos e instituciones y fuerce un cambio en el funcionamiento ordinario del poder político», contrastando con «demandas maximalistas (de muy fantasioso cumplimiento)», en expresión del ensayista y escritor Jordi Gracia García publicada en el diario El País.66 Por razones semejantes, el igualitarismo defendido por el partido,67 ha sido calificado como utópico por Salvador Aragonés, quien encontraba sus raíces «en Marx y Lenin y un populismo imitando a la Venezuela de Chaves [sic] y al peronismo argentino», para concluir que podría terminar en una «dictadura cerrada» al primar la igualdad sobre la libertad.59

Controversia sobre populismo

Para Antonio Elorza, catedrático de Ciencias políticas de la Universidad Complutense de Madrid, Podemos daría «prioridad a necesidades bien reales (desahucios, pensiones, corrupción)», pero prescindiendo de una estimación de sus costes y con «mentalidad chavista» disuelta en el extenso programa del partido,68 por lo que «es justa la calificación de populismo».69 En el mismo sentido, se expresa José Ramón Montero, catedrático de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Madrid, quien opina sobre Podemos que «combinan en mayores o menores dosis recetas extraordinariamente simplificadas de neopopulismo, antieuropeísmo, anti-partidismo y antisistema, así como un izquierdismo maximalista aplicado sin muchos matices a todas las causas, todos los líderes, todos los países».70 El director del Departamento de Sociología y Ciencia Política de la Universidad de La Coruña, Santiago Míguez, los profesores de Economía José Ignacio Conde-Ruiz y Juan Rubio-Ramírez, o Mauricio Rojas, profesor adjunto de Historia Económica en la Universidad de Lund, mencionan como componentes populistas del partido el fuerte liderazgo, con rasgos mesiánicos y anti-establishment,71 y un programa atractivo para «la gran masa de descontentos», que de ejecutarse podría comportar más inconvenientes que beneficios.72 73 74

En sentido contrario, José Luis Villacañas, catedrático de Filosofía en la Complutense, señaló en un artículo publicado en El Confidencial que Podemos no parece una mera formación populista «porque ha dado señales claras de querer ser también una organización de oferta, y no un grupo que sólo parasita y recoge las demandas populares» y añade que su apuesta teórica no se identifica con un líder, sino con la formación de un colectivo.75 La aceptación por parte de Podemos del sistema representativo y de participación, a diferencia de los populismos de izquierdas, construidos en torno a la personalidad de un líder carismático so pretexto de combatir a las oligarquías,76 junto con su renuncia a representar a la totalidad de la sociedad, para dirigir su discurso a un determinado sector del espectro social,77 alejarían al partido de los populismos latinoamericanos y del modelo venezolano, según Norbert Bilbeny, catedrático de Ética en la universidad de Barcelona, y Àngel Casals, profesor de Historia Moderna en la misma universidad.78 Juan Carlos Cuevas, profesor de la Complutense, e Ignacio Sánchez-Cuenca, director del Instituto Carlos III-Juan March y profesor de Ciencia Política de la Universidad Carlos III, entre otros analistas,79 80 rechazan la utilización del término populismo en relación con Podemos, por entender que se trata de «un recurso manido y perezoso ante cualquier propuesta que amenace el statu quo»,81 como ocurriría con las novedosas respuestas de Podemos a las demandas ciudadanas.71

Desde el propio partido, Ariel Jerez, profesor de Ciencia Política en la Universidad Complutense, lamentó que el término «populismo» tenga una carga negativa que atribuyó a la acción de los grandes medios de comunicación, y opinó que Podemos «tiene un componente populista autoasumido, incluso dentro de un debate», y que tal debate es un avance.71 En la misma línea, el jefe de campaña de Podemos, Íñigo Errejón, manifestó que «existen condiciones para que un discurso populista de izquierdas, que no se ubique en el reparto simbólico de posiciones del régimen sino que busque crear otra dicotomía, articule una voluntad política nueva con posibilidad de ser mayoritaria».82

Catalogación en los medios de prensa

Podemos ha sido definido de diversas formas, según la línea editorial de diferentes medios de comunicación. El periódico digital Público mencionó antes de los comicios europeos que el partido constituía «un nuevo frente» en el panorama de la izquierda.83 El partido también ha sido colocado en la izquierda política por las agencias de noticias Reuters84 y Associated Press;85 y como una formación de «extrema izquierda» en Financial Times86 y en el diario español ABC.87 En The Wall Street Journal se ha descrito como un partido de «izquierda» con una base política de extrema izquierda similar a la de Syriza,88 mientras que The Economist afirma que «España tiene su propio equivalente [Podemos] del partido griego de extrema izquierda, Syriza».89 El análisis de The New York Times define Podemos como un partido «anti-establishment, anti-austeridad, profundamente juvenil y fundamentado en Internet».90 Tanto The Economist como The New York Times relacionan el éxito de Podemos con los indignados y el movimiento del 15-M. Para la BBC, se trataría de un partido «de izquierda y anti-austeridad»,91 así como populista.92

Percepción popular

Según el barómetro de octubre de 2014 del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), los españoles ubican a Podemos, en una escala donde el 1 es la izquierda y el 10, la derecha, en el 2,43, es decir, la izquierda.93 En el barómetro del mismo organismo de enero de 2015, los encuestados lo posicionaron en una media de 2,28 de la misma escala.94

Grupo en el Parlamento europeo

Podemos se encuadra en el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea-Izquierda Verde Nórdica, en la que se encuentra la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA), partido griego liderado por Alexis Tsipras, quien ha mostrado su apoyo a Podemos,95 96 mientras que, por el contrario, el Partido Comunista de Grecia (KKE) ha criticado a Podemos por distanciarse del comunismo y estar al servicio del sistema político burgués.97

Los miembros de Podemos se han desmarcado a su vez de otros miembros del Grupo de la Izquierda Unitaria Europea. El 25 de noviembre de 2014, Pablo Iglesias y Pablo Echenique escucharon con atención e incluso jalearon el discurso del papa Francisco en la Eurocámara, mientras que los miembros de Izquierda Unida-Los Verdes: La Izquierda Plural, integrada por Izquierda Unida, Alternativa Galega de Esquerda e Iniciativa per Catalunya Verds, abandonaron el hemiciclo.98 99

Programa

Podemos dio una pequeña definición de sí mismo en una publicación de Facebook:

A ojos de todos, está claro lo que es Podemos. Es una herramienta al servicio de la ciudadanía, que tiene el objetivo del protagonismo popular y de recuperar el déficit democrático que estamos viviendo. Y así lo hemos demostrado, creando una estructura abierta, viva y cambiante, es decir, DEMOCRÁTICA y CIUDADANA donde todo el mundo pueda participar.

Podemos, en su página de Facebook100

Entre las principales propuestas del partido figuran la auditoría ciudadana de la deuda pública, el impago de la que se estime ilegítima y la reestructuración de la deuda restante,101 el establecimiento de una renta básica, la vinculación del sueldo máximo al salario mínimo interprofesional, la reducción laboral a 35 horas y la edad de jubilación a los 60 años. Abogan por el derecho a decidir y los referendos vinculantes, por lo que pretenden suprimir el artículo constitucional sobre estabilidad presupuestaria, a la par que defienden auditar la deuda. Son partidarios de una reforma fiscal más progresiva, de nacionalizar empresas estratégicas y derogar la reforma laboral y el copago sanitario. Entre otras medidas, defienden el aborto, paralizar los desahucios, igualar los permisos de paternidad y maternidad, suprimir privilegios de la iglesia y el cierre de nucleares. Por lo que respecta a los partidos políticos, proponen acabar con el aforamiento, reducir las subvenciones y ampliar incompatibilidades entre políticos y empresas.102

Algunas de estas propuestas y en particular las de carácter económico han sido matizadas o descartadas posteriormente en el borrador encargado por el partido a los economistas Vicenç Navarro y Juan Torres López, para su posterior debate en el Consejo Ciudadano.103 Así, en el citado documento llamado Un proyecto económico para la gente, presentado por el líder de la formación junto con sus autores el jueves 27 de noviembre de 2014, se abandona el concepto de renta básica universal, sustituido por un «sistema de renta mínima garantizada», y se retorna a la edad de jubilación a los 65 años.52 104

Análisis del programa económico

El economista y consultor internacional Martín Carretero, expone que muchas de las propuesta de Podemos son compartidas por respetables economistas (como la auditoría de la deuda propuesta por Kenneth Rogoff) y señala el impulso de la demanda mediante la redistribución de la renta como eje central del programa, que junto con el control público de ciertos sectores económicos, suponen medidas tradicionales de la socialdemocracia. Además, considera que la renta básica podría reducir la desigualdad (aunque de forma insuficiente para eliminar la pobreza), mientras que la reducción de la jornada laboral no conllevaría una notable creación de empleo. Respecto a la reestructuración de la deuda pública, se observan serias dificultades para su instrumentación, y también observa una falta de concreción respecto a la nacionalización de sectores estratégicos. No obstante, para la jubilación a los 60 años, atribuye un coste en pensiones que no parece exagerado, donde muchos puestos de trabajo podrían ser amortizados por las empresas. En definitiva, el estudio otorga al programa de Podemos una «viabilidad técnica moderada» frente a «resistencias políticas agudas».105

Por su parte, los profesores de Economía José Ignacio Conde-Ruiz y Juan Rubio-Ramírez, también han analizado algunas propuestas. Consideran que rebajar la edad de jubilación «niega las dinámicas demográficas a las que nos enfrentamos» y que la renta básica «obvia el problema de su financiación»; opinan que la moratoria de algunas deudas hipotecarias daña al futuro del sistema hipotecario, que el impago parcial de la deuda pública provocaría dificultades de acceso a los mercados y que nacionalizar la banca supone negar que las instituciones financieras más afectadas por la crisis han sido las del sector público; además, la democratización del Banco Central Europeo conllevaría inflación, mientras que abandonar algunos de los tratados de libre comercio supondría la pobreza en muchos países firmantes.72

Documentos aprobados en la Asamblea ciudadana de 2014

La asamblea ciudadana de octubre de 2014 aprobó cinco documentos, en defensa de la educación pública, contra la corrupción política, por el derecho a la vivienda y contra los desahucios, por el derecho a la salud y por una reestructuración de la deuda externa tras pasar por una auditoria, que pasaron a formar parte de la línea política del partido.106 La celebración de la asamblea repercutió también en el número de miembros del partido, que pasaron de 131 000 a 150 000 inscritos en 24 horas.107

Financiación

Podemos empleó el llamado crowdfunding o micromecenazgo para financiar su campaña electoral para las elecciones europeas de 2014.108

El partido declaró que el coste de la campaña había estado en el entorno de 150 000 euros y que no había utilizado ningún préstamo bancario, por lo que, aunque la legislación electoral le otorgaba una subvención en función de sus resultados de un millón y medio de euros, solo recibiría un diez por ciento de dicha cantidad, ya que la subvención solo podía cubrir costes de campaña.109

En agosto de 2014 anunció un programa para estabilizar su financiación basado en donaciones de un monto máximo de 600 € anuales y no vinculadas a la afiliación al partido.110 El partido muestra públicamente sus cuentas con todos los datos económicos y detalles, con todos y cada uno de los ingresos y gastos, y las actualiza periódicamente. Aunque la colaboración económica es voluntaria y no requerida para ser un miembro, 6000 personas hacen una donación mensual al partido, con una media de 9 euros cada uno.111

Los eurodiputados de Podemos cobran para sí mismos 1935 euros al mes del salario de eurodiputado (6533 €),112 donando el resto113 —Pablo Iglesias, por ejemplo, lo dona a su programa de televisión, La Tuerka—.114

Reacciones a su irrupción en el ámbito político

El número de apoyos obtenido por la nueva formación tras las elecciones europeas de 2014, dio lugar a múltiples análisis y reacciones en uno y otro sentido. De hecho, habiéndose quedado lejos de los 16 escaños del Partido Popular y de los 14 del Partido Socialista, Pablo Iglesias fue tendencia número 1 en España en la red social Twitter el día después de las elecciones115 y el portavoz de la formación apareció en las portadas de algunos de los principales periódicos españoles.116 117

Mientras algunos sectores saludaron los resultados de la formación y analizaron las causas del «fenómeno Podemos», posteriormente también se produjeron muestras de preocupación por el ascenso de la formación. Jordi Gracia ha achacado su éxito al «descrédito que la izquierda política ha conquistado entre una clase media que no ha quemado un contenedor en su vida, que no tiene edad para saltar vallas, que no lleva sudaderas con capucha pero que cada vez se siente más impotente y más cargada de razones».66 Citando a Thomas Bernd Stehling, de la Fundación Konrad Adenauer, afirma que la verdadera sorpresa es «el hecho de que haya sido necesario tanto tiempo para que un partido alternativo haya aprovechado la desilusión y la frustración».

Pedro Sánchez, Secretario General del PSOE desde julio de 2014, tildó en numerosas ocasiones de populista a Podemos al principio de su mandato, 118 mientras que gran parte de su electorado se decanta por el nuevo partido.119 Por su parte, Vicente Palacio, de la Fundación Alternativas, afirmaba que Podemos podría tener «efectos muy beneficiosos en términos de regeneración del sistema democrático español», aunque corre el peligro de «deslizarse hacia el populismo y la demagogia».120 A partir de noviembre de 2014, el PSOE ha optado, en cambio, por la estrategia de dejar de llamarles populistas para presentarles en cambio como situados en la extrema izquierda, intentando conservar así la hegemonía del centro izquierda.121 122

La líder de UPyD, Rosa Díez, afirmó encontrar coincidencias programáticas de Podemos con la coalición griega de izquierdas Syriza, con el Movimiento 5 Estrellas italiano de Beppe Grillo e incluso con el ultraderechista Frente Nacional francés de Marine Le Pen.123

La portavoz del PP, María Dolores de Cospedal, afirmó ver en los resultados una radicalización del voto de izquierda.124

En relación con las reacciones adversas recibidas por el partido, el catedrático de Ciencias políticas Vicenç Navarro y co-autor luego del borrador económico de Podemos,103 arguyó en julio de 2014:

Estamos viendo, pues, el intento de destruir por todos los medios imaginables un movimiento que se considera amenazante a la estructura de poder financiero, económico, y por lo tanto político y mediático, de este país.125

Acusaciones contra dirigentes concretos de Podemos

En junio de 2014, El Mundo dio cobertura al supuesto apoyo que, según este diario, Pablo Iglesias brindó a la desarticulada plataforma de apoyo a los presos de ETA Herrira.126 Esperanza Aguirre, presidenta del Partido Popular de la Comunidad de Madrid, acusó a Pablo Iglesias de «estar con el castrismo, con el chavismo y con ETA», declaraciones que Pablo Iglesias calificó de «infamias» y contra las que anunció estudiaría acciones legales.127 El 9 de julio de 2014 la formación presentó una demanda de conciliación previa a la interposición de una querella contra Aguirre, así como contra el periodista del diario El Mundo Eduardo Inda.128

En noviembre de 2014, El Mundo aireó también el contrato que Íñigo Errejón tenía con la Universidad de Málaga,129 abriendo ésta una investigación que terminó en diciembre con su suspensión cautelar de empleo y sueldo.130

El 18 de enero de 2015, el diario digital El Plural llamó la atención sobre las cuentas de la empresa de Juan Carlos Monedero.131 Por su parte, el diario El País acusó diez días después a Monedero de falsear «la mayor parte de su currículo académico», de lo que el propio diario se retractó el 1 de febrero.132

Ante estas acusaciones, el propio Pablo Iglesias advirtió en un mitin en Valencia el 25 de enero:

Yo sé que a muchos de vosotros os comen los demonios cuando veis la televisión y ese sentimiento de me están mintiendo, están insultando a los chavales, también lo tenemos nosotros, porque cuando tocan a Errejón, a Monedero o a Tania me están tocando a mí y no me voy a dejar de indignar.133

Toda la información ha estado recogida de Wikipedia. Muchas gracias: http://es.wikipedia.org/wiki/Podemos_%28partido_pol%C3%ADtico%29

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s