Kasha

Kasha

Kasha
RIA Novosti / Archivo

La kasha es un plato tradicional ruso. Hay un dicho ruso que dice: “Schi y kasha es nuestra comida”. Sin probar la kasha rusa, uno no puede saborear plenamente la cocina tradicional.

Se trata de un plato cocinado a base de grano cuya receta, con algunas variaciones, es o ha sido común a diferentes pueblos (como, por ejemplo, las gachas en la cocina española). Inicialmente este plato se hacía de grano triturado, de donde proviene su nombre ruso, con origen en el término sánscrito “krash”, o sea, “triturar”.

Si al comienzo de su existencia la kasha eran un plato líquido hecho a base de harina, con el tiempo empezó a prepararse de grano entero de alforfón (también llamado “trigo sarraceno”), arroz, cebada, etc.

En la antigua Rusia este plato era una comida ritual. Esta tradición procede de los arios como queda atestiguado por los usos que le dieron diversos descendientes de estos pueblos. Por ejemplo, en la India, donde, de acuerdo con textos sagrados antiguos hindúes, se hacían ofrendas de gachas de cebada al dios del ganado; o en la antigua Roma, donde este plato se ofrecía a los dioses cuando nacía un niño.

En Rusia la kasha acompañaba a la persona durante toda su vida. Diferentes recetas se preparaban para el día del nacimiento, el día del bautizo, para todo tipo de fiestas religiosas, para la boda, y por fin, para el funeral.

Con el tiempo las gachas rusas perdieron su significado sagrado y se convirtieron en uno de los platos más extendidos, no solamente entre los pobres, sino también entre la nobleza. Por ejemplo, la kasha de cebada era uno de los platos favoritos del emperador ruso Pedro el Grande.

La kasha pasó a ser el plato que los rusos suelen comer en el desayuno, forma parte de la dieta de la gente que cuida de su salud, y es imprescindible para la alimentación de los niños pequeños.

Además de ser saludable, es un plato accesible para todos y además, fácil de hacer. Se necesita muy poco tiempo para preparar una rica kasha.
La kasha puede ser:

– Líquida. Este tipo de papilla antes podía reemplazar la sopa, ahora esta receta sirve para la dieta infantil o una dieta especial.

– Semilíquida. Suele ser la kasha que se hace para el desayuno.

– Suelta. Es una kasha que era muy popular en la Rusia prerrevolucionaria. Actualmente así se preparan las que sirven deacompañamientopara los platos principales.

La kasha se servía como plato principal, como acompañamientopara carne o pescado o como ingrediente de un plato compuesto (como por ejemplo, cordero frito relleno de kasha de alforfón, que era un plato muy popular en la Rusia prerrevolucionaria). Asimismo, servía de alternativa para el pan (como, por ejemplo, el arroz en China) e incluso podía ser un postre, como la famosa kasha Gúriev, que se hace de sémola con frutos secos y nueces.

Existe una infinidad de recetas de kasha: dulces y saladas, a base de agua y a base de leche, con mantequilla, verduras, setas, nueces, etc. De cada grano se podían preparar más de diez tipos de kasha.

Durante la preparación hay que tratar de minimizar el tiempo de cocción del grano para que este conserve sus propiedades (se puede dejar el grano unas horas en remojo antes de cocinarlo para conseguir una cocción más rápida). Se pueden mezclar diferentes tipos de grano; según una leyenda histórica, el “creador” de la kasha mixta fue el célebre jefe militar ruso del siglo XVIII, Alexandr Suvórov.

Durante una de las campañas militares, a Suvórov le informaron de que quedaba poca cantidad de cebada, mijo y guisante. Si se hacía kasha de una variedad de grano, no habría cantidad suficiente para todos. Entonces el jefe militar ordenó mezclar los granos en una caldera. A los soldados les gustó la receta de Suvórov y así el célebre militar hizo su aporte a la gastronomía nacional.

A propósito, la kasha es uno de los platos habituales en el rancho de un soldado. Satisface en seguida y cuesta poco. De aquí proviene el nombre informal de los cocineros del ejército: “cocinakasha”.

Hay expresiones rusas vinculadas con este plato de la cocina tradicional. Por ejemplo, “estamos en la misma kasha”, actualmente en desuso y que significa “estamos metidos en el mismo asunto”. Tal expresión solía usarse entre las personas que ejercían el mismo oficio y solían comer juntas.

Otra expresión es “con él no es posible hacer kasha”. Así se dice cuando es difícil hacer negocio con una persona, llegar a un resultado por tal o cual razón. La historia de esta frase es interesante: durante las negociaciones de paz se solía preparar kasha. Si las partes lograban llegar a un acuerdo, los antiguos enemigos compartían el mismo plato, pero si las negociaciones no tenían éxito, se decía que “con él no es posible hacer kasha”.

Recetas

Kasha de sémola

El sabor de esta receta le resulta familiar a todos los rusos ya que es un plato típico que se prepara a los niños. Es fácil de preparar, sabroso y barato.

La kasha de sémola se preparan a base de leche. Se toma un litro de leche para 300 gramos de grano. Primero hay que hacer hervir la leche; luego, en la cacerola, se pone la sémola y se revuelve la masa constantemente sin bajar el fuego. Luego la cacerola se retira del fuego, se tapa y se deja reposar durante unos diez o quince minutos. Después se añade mantequilla, sal y azúcar.
Kasha de mijo con calabaza

Ingredientes:

– Mantequilla, una cucharada

– Mijo, un vaso

– Leche, tres vasos

– Calabaza, medio kilo

– Sal y azúcar

Hay que lavar el mijo con agua varias veces, pelar la calabaza, quitar las semillas y cortarla en trozos pequeños. Hervir la leche en una cacerola, añadir la calabaza, añadir la sal y hervir de nuevo.

Agregar el mijo y bajar el fuego, cocer durante treinta minutos.

Calentar el horno a 150 grados centígrados. Servir la kasha en platos, añadir mantequilla, tapar y colocar en el horno veinte o veinticinco minutos.

Alforfón con setas y cebolla

Ingredientes:

– Grano de alforfón, dos vasos

– Champiñones, 400 gramos

– Agua, 2,5 vasos

– Cebolla, dos unidades

– Mantequilla, dos o tres cucharadas

– Sal, una cucharadita

Lavar los champiñones y cortarlos en trozos pequeños, echar agua, poner al fuego y hervir. Añadir el alforfón, mezclar, echar sal, tapar y poner en un sitio cálido una o dos horas.

Picar la cebolla y freírla en aceite. Mezclarla con la kasha antes de servirla.

Contenido original de: http://rusopedia.rt.com/cocina/comida/issue_36.html

Muchas gracias

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s